Aumento de pecho

Esta cirugía está destinada a modelar y aumentar el tamaño del pecho que, o bien no se ha desarrollado suficientemente, o ha perdido volumen como consecuencia de un embarazo, pérdida de peso o atrofia del mismo por envejecimiento. También corrige diferentes grados de malformaciones y asimetrías mamarias.

La intervención

El tiempo quirúrgico oscila entre una hora y hora y media.

Se realiza bajo anestesia general y con ingreso hospitalario de 24h. Esta intervención precisa preoperatorio completo y supervisión preanestésica.

La prótesis mamaria se coloca a través de la areola o del surco submamario, dejando en ambos casos una pequeña cicatriz, más o menos imperceptible según el proceso de cicatrización de la paciente. Ambas vías tienen ventajas e inconvenientes que el cirujano le detallará en la consulta.

Las protesís

Respecto a la colocación de las prótesis la mayoría de los estudios realizados aconsejan la colocación submuscular parcialmente, es decir, detrás del músculo pectoral mayor. El principal motivo para esta ubicación quizá sea la mejor visibilidad de cualquier lesión mamaria en las mamografías, ya que la mama es más accesible para los estudios de imagen actuales en ese plano.

El aspecto natural depende en gran medida de la prótesis elegida, dato clave para conseguir un buen resultado. Hay en el mercado una amplia variedad de prótesis para adaptar a cada paciente la que le proporcione el mejor aspecto y tacto. Nuestro objetivo es alcanzar la mayor naturalidad posible. No debemos olvidar que la cirugía estética busca el equilibrio y las proporciones, en un trabajo bien ejecutado no debe notarse que la paciente está operada, tanto en el pecho como en otras regiones anatómicas como la boca, por poner un ejemplo, donde se pueden observar claramente los excesos cometidos en muchas pacientes.

Desde los años 60, las prótesis que más se han popularizado y sobre las que se han hecho todo tipo de estudios a nivel mundial respecto a seguridad e inocuidad para la salud de las pacientes son las de gel de silicona en todas sus variantes. Son las más usadas, aunque constatemente estan saliendo “mejoras” al mercado en cuanto a superficie externa, calidad del gel interno, etc.

No somos partidarios de lo “último” hasta que no existan estudios contrastados respecto a la fiabilidad de las prótesis que usamo; se trata de medicina y ha habido bastantes precedentes de “experimentos” en el pasado con pacientes cuyas consecuencias no fueron todo lo deseable que se esperaba.

En la consulta le informaremos con detalle de todas las ventajas e inconvenientes que presentan los diferentes modelos de prótesis, así como de los motivos que nos conducen a nuestra elección que, por otro lado, puede variar según la anatomía o circunstancias personales de la paciente.

Post-operatorio

El reposo postopeatorio es de unas 2-3 semanas segun el tipo de actividad laboral de la paciente, pudiendo practicar deporte al mes y medio.

Cuándo, cómo y durante el tiempo que el cirujano lo indique hay que realizar masajes que persiguen el drenaje linfático y la adecuación de la movilidad de la prótesis en su correcta situación. No siempre están indicados, incluso puede ser contraproducente según en qué casos.

Resuelve tus dudas

¿Puedo volar en avión después de operarme?

Sí, no existe ninguna contraindicación ni problema relacionado entre el vuelo y el aumento de mamas.

¿Es posible la lactancia tras un aumento de mamas?

Sí, esta cualidad no se altera con este tipo de intervención, aunque tampoco la mejora si previamente no existía. La leche materna no se verá en ningún caso afectada por la silicona, ya que no existe contacto entre ésta y la prótesis.

¿Tengo que cambiar la prótesis obligatoriamente dentro de diez años?

No, únicamente debes hacerlo si se dañan, y esto puede ocurrir dentro de diez años, veinte o períodos de tiempo menores. No existe fecha de caducidad, cada cuerpo “desgastará” esa prótesis en un período de tiempo diferente. Hay pacientes que llevan prótesis desde hace muchos años y no han tenido que recambiarlas, pero con tiempo suficiente, se dañarán sí o sí todas las prótesis del mercado y en cualquier parte del mundo.

Las prótesis de suero son mejores y más inocuas.

No. Este comentario carece de todo fundamento, ya que las cubiertas de la prótesis y, por tanto, la parte que contacta con el cuerpo, es de silicona. Está demostrado que la silicona no produce daño alguno. Por otro lado, el tacto de una mama con prótesis de suero es más frío y artificial, y precisan de recambios más tempranos por pérdida parcial de líquido desde su interior, lo que origina asimetrías leves o en algunos casos tremendamente manifiestas.

¿Puedo hacer vida normal e incluso deporte tras la intervención?

Sí, no existe contraindicación alguna pasado el tiempo de reposo que te hallamos indicado.

Las prótesis con forma de lágrima (anatómicas), quedan más naturales.

Falso. Cada prótesis tiene su indicación y si bien hay casos en los que una mujer se puede beneficiar de una prótesis anatómica, es falso que las prótesis redondas no logren resultados naturales. Lo que sí es cierto es que exige pericia y experiencia del cirujano a la hora de elegir qué tipo de prótesis redonda o anatómica es más acorde a cada paciente. También se deben valorar las preferencias de la paciente a la hora de elegir el tipo de implante. Aumentar la mama es remodelar una mama que tiene unas dimensiones, dentro de un tórax determinado, con unos tejidos en mejor o peor condición, con un espesor mayor o menor de grasa, una relación glándula-grasa variable de una mujer a otra, una proyección determinada de la parrila costal, una asimetría torácica leve o mayor, etc; son tantos parámetros los condicionantes que cuando una paciente solicita un volumen porque es ”igual que su amiga”, debemos detenernos en consulta a exponer y “descontaminar” su mente de falsas creencias.

¿Me puedo operar con anestesia local?

No. La anestesia local tiene sus indicaciones entre las que no se encuentra esta cirugía. Crea una falsa seguridad cuando es todo lo contrario. Con anestesia local se trabaja sin el control cardiorrespiratorio que tiene un paciente dormido. Se necesitarían altas dosis de anestésico local, con el consiguiente riesgo cardíaco o de intoxicación anestésica que puede provocar un desenlace fatal; normalmente estos pacientes no se quedan ingresados, con lo que las primeras horas postoperatorias no tienen ningún control llevado a cabo por personal médico de sus posibles complicaciones. Ante cualquier eventualidad o prolongación del tiempo quirúrgico se improvisa una anestesia general, lógicamente es menos arriesgado cualquier cirugía programada que una urgencia. Debemos tener en cuenta que la anestesia hoy día está muy controlada y personalizada, con un riesgo mínimo, tiempos cortos, efectos postanestesia que son tratados con medicación para minimizarlos, incluso pueden usar métodos que no conlleven la intubación con lo que el despertar es mucho más liviano ( a valorar por el anestesista).

Pida cita sin compromiso

Noticias relacionadas

Nace una nueva imagen para nuestra web MJ Martínez, una nueva web para que todos/as os sintáis cómodos y podáis ver y conocer los servicios que se ofrecen. En el apartado blog, concretamente, ampliaremos información de cada uno de nuestros servicios y ofreceremos noticias relacionadas......

Hay dos temas que le generan a las pacientes mucha incertidumbre y, como tal, preguntan en consulta con cierta insistencia. Uno es la talla final de sujetador en el aumento mamario, y otro, las cicatrices, ¿ cómo serán?. Desgraciadamente no sabrá la respuesta en ninguno......

Los cirujanos plásticos españoles, agrupados en torno a la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), inician hoy la campaña online #Pidenoseltitulo. El objetivo es que los futuros pacientes que vayan a someterse a una intervención tengan la información necesaria de que existe......