Elevación de pecho

Esta intervención permite elevar una mama caída y restaurar los volúmenes y forma perdidos bien por embarazos, pérdidas de peso, procesos hormonales o simplemente por envejecimiento.

La intervención

Estamos quizá ante la cirugía que presenta más variabilidad de presentación, ejecución, y técnica empleadas. Y como siempre que se conjugan varios factores al mismo tiempo y uno de ellos además es siempre el debilitamiento de los tejidos a tratar, estaremos también ante una cirugía con una alta tasa de complicaciones y retoques para lograr un resultado óptimo. Tengamos en cuenta que estamos conjugando dos cirugías al mismo tiempo: el aumento y la elevación, con las ventajas, desventajas y riesgo añadido que esto supone.

Las técnicas empleadas y tipo de cicatriz depende mucho de la forma y longitud de la caída, aunque la mayoría de las veces si estamos ante una ptosis franca deberemos colocar una “T” invertida o ancla. El complejo areola-pezón sube a su lugar original, la mama se “recoloca” igualmente más alta y se le da forma ya que suele estar bastante desestructurada. Asimismo se elimina la piel sobrante ubicando las cicatrices en el surco submamario, alrededor de la areola y otra vertical desde la areola hasta el surco. Todo esto no se hace a capricho del cirujano, sino según la técnica empleada, existen varias, cada caso requiere la suya.

Según preferencias de la paciente se puede colocar un implante para darle más volumen a la mama. A veces es imprescindible, ya que la atrofia que presentan los tejidos impiden conformar una nueva mama y es necesario aportar volumen, aunque sea mínimo. En cualquier caso no debería plantearse un tamaño grande por varios motivos: los tejidos están ya dañados, carecen de la firmeza para soportar un peso importante. Además ya se han caído previamente con memos volumen, es de suponer que volverá a descender si se fuerza la situación. Y, por ende, eliminamos piel, con lo que nos arriesgamos a que se abran las heridas por tensión excesiva y a que las cicatrices se ensanchen por el mismo motivo. A menudo las pacientes que consultan por una ptosis mamaria conocen o ponen de ejemplo a alguien operado de aumento mamario. Son dos patologías que nada tienen en común y así se le debe plantear al paciente.

La anestesia empleada será siempre general, ingreso de 24h, preoperatorio previo y reposo 3-4 semanas. No se practicará deporte hasta las 4-6 semanas.

Resuelve tus dudas

¿Duele?

Sí, aunque el umbral del dolor es algo muy subjetivo necesitará analgésicos unos días.

¿Puedo decirle al cirujano el tamaño que quiero?

No, te explicaremos qué puedes conseguir. Dicho de otro modo, sí nos puedes decir lo que quieres, pero debes escuchar bien si lo que te contestamos es lo que quieres, ya que a veces no puede ser una mama tan grande como te gustaría según la técnica que empleemos y las características individuales de cada caso. Siempre te aconsejaremos algo armónico que no ponga en riesgo la vitalidad de tus tejidos y haga fracasar la cirugía.

¿Es una cirugía definitiva?

No, como toda cirugía de rejuvenecimiento. Es cierto que muchas mujeres se someten a esta cirugía después de embarazos o cambios importantes de peso, y si estas circunstancias no se vuelven a producir no habrá mucho cambio en la mama en el futuro. Pero a diferencia de una otoplastia o una rinoplastia que son definitivas, todas las cirugías de rejuvenecimiento sufrirán cambios en el futuro, mayores o menores según la genética y cuidados de la paciente.

¿También el pezón se puede reducir si es muy grande?

A veces nos llegan hipertrofias de pezón que aconsejamos reducir, pero no en el mismo tiempo quirúrgico por el riesgo de necrosis; en un período posterior con anestesia local.

¿Podré así quitarme el sujetador para siempre?

Ninguna cirugía mamaria, ni de aumento ni de reducción, se hacen para quitarse el sujetador. Puedes no llevarlo si lo deseas, pero tus mamas están sujetas al efecto de la gravedad como todo tu cuerpo y con el tiempo se caerán, más si nada las sujeta.

¿Puedo ir a playa con cicatrices?

Si ya están curadas, sí. Pero siempre con protección solar alta. Una cosa es la curación de heridas, y otra la maduración. Mientras estén inmaduras, el sol les afecta negativamente porque las pigmenta y oscurece… Y la maduración de las heridas dura a veces más de un año. Te indicaremos cuándo debes y cuándo no protegerte del sol.

¿Es una cirugía similar al aumento de mamas?

Radicalmente no, es mucho más exigente tanto para la cirujano como para la paciente. Ni técnicamente, ni en cuanto a resultados y cicatrices, complicaciones, efectos a largo plazo, cuidados postoperatorios, aspecto preoperatorio de las mamas, en nada se asemeja a un aumento mamario.

¿Es conveniente ser prudente con el tamaño?

Cuanto más pequeño sea el implante, si es que lo necesitas, mejor resultado a corto y largo plazo.

¿Por qué me desaconsejas una mastopexia en mi caso?

Quizá tus mamas no son el mejor caso para la intervención, hay muchas razones, o bien debes asumir el resultado y evolución que experimentarán tus mamas en el futuro y que te explicaremos.

¿Y si me hago un aumento de mamas con implantes grandes para evitar cicatrices, es decir, relleno mi mama caída sin elevarla, pero buscando ópticamente una elevación?

Ni la rellenará ni la elevará, será más grande y más caída, sin ninguna duda, en cuanto los edemas desaparezcan a los pocos meses.

Me han hablado de la mastopexia periareolar. ¿Qué es?

Es un tipo de cirugía donde la mama apenas sube, pero sí se reduce una areola muy grande, por ejemplo. Tienen su indicación, aunque son casos seleccionados.

¿Existe la cicatriz vertical?

La cicatríz más usada es la “T” invertida, pero existen infinidad de variantes. La decisión depende de cada caso particular.

Tengo el pezón metido hacia dentro. ¿Me sale con la cirugía?

No, el pezón invertido, así se llama, no se corrige con la elevación de mamas. Es otra alteración que nada tiene que ver con el tamaño de los senos y que, igualmente puede verse en mamas muy pequeñas. Se trata con anestesia local y su éxito depende mucho de la cantidad de pezón que exista dentro, es decir, se saca lo que está escondido, invertido, pero a veces no es una cantidad demasiado grande y no se consigue el tamaño que la paciente desea. Te aconsejaremos y asesoraremos acerca de lo que puedes conseguir. Existen diferentes técnicas quirúrgicas según si el grado de inversión es mayor o menor. Además, al igual que la hipertrofia de pezón, no debe realizarse en el mismo proceso operatorio de la elevación mamaria, sino en otro tiempo posterior por el riesgo de complicaciones.

Pida cita sin compromiso

Noticias relacionadas

Nace una nueva imagen para nuestra web MJ Martínez, una nueva web para que todos/as os sintáis cómodos y podáis ver y conocer los servicios que se ofrecen. En el apartado blog, concretamente, ampliaremos información de cada uno de nuestros servicios y ofreceremos noticias relacionadas......

Hay dos temas que le generan a las pacientes mucha incertidumbre y, como tal, preguntan en consulta con cierta insistencia. Uno es la talla final de sujetador en el aumento mamario, y otro, las cicatrices, ¿ cómo serán?. Desgraciadamente no sabrá la respuesta en ninguno......

Los cirujanos plásticos españoles, agrupados en torno a la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), inician hoy la campaña online #Pidenoseltitulo. El objetivo es que los futuros pacientes que vayan a someterse a una intervención tengan la información necesaria de que existe......